Confirman dos casos de rabia paresiante en bovinos de Aristóbulo del Valle

El Ministerio del Agro y la Producción comunica dos nuevos casos de brotes de rabia paresiante en bovinos que se constataron en la localidad de Aristóbulo del Valle, los cuales están siendo asistidos con las vacunas correspondientes, en un trabajo en conjunto con SENASA y la Fundación Asuntos Agrarios como ente sanitario de la zona.

Se trata de dos casos denunciados en los parajes Picada Propaganda y Picada Bella Unión del municipio de Aristóbulo del Valle y que fueron posteriormente constatados por SENASA.

Desde la subsecretaría de Desarrollo y Producción Animal, el Médico Veterinario Adrián Fernández explicó que “con el personal del SENASA estamos trabajando en las zonas donde se pudieron constatar los casos de rabia. En el Paraje Picada Propaganda se produjo el primer caso y fue constatado por laboratorio. En este lugar se hizo la denuncia obligatoria al SENASA y se notificó a Salud Pública, la Policía de la provincia y al ente sanitario responsable, la Fundación Asuntos Agrarios.

“Ante esta situación, el Ministerio del Agro y la Producción compró las vacunas con el fin de proveer a todas las unidades productivas y destinando a aquellos establecimientos menores de 30 cabezas y otras especies susceptibles, como cerdos y caballos. En estos casos, se le subsidia la vacuna al productor, debiendo abonar sólo el costo operativo”, expresó Fernández.

Además, el médico veterinario detalló que “una vez finalizada la vacunación a todos los bovinos de la zona afectada, el sábado se recibió una nueva denuncia de un productor de otro caso en el radio del foco que nos obligó a activar el protocolo y a ampliar el radio del mismo. En este momento, se sigue notificando a los ganaderos afectados, que están dentro del foco y en breve, vacunaremos nuevamente a todos los animales de los productores dentro del mismo”.

Visita a los productores afectados

El miércoles último, el ministro del Agro y la Producción, Sebastián Oriozabala, visitó la chacra del productor que realizó la primera denuncia de la sospecha de presencia de la enfermedad. Junto a técnicos del Agro y de SENASA, se repasaron las acciones realizadas en la zona y que incluyó la vacunación a 348 bovinos y otros animales.

También, se articuló junto con el Ministerio de Salud de la provincia para la vacunación de las personas que estuvieron en contacto con el animal afectado. La rabia paresiante es una zoonosis que se transmite de los animales a las personas, por lo cual la vacunación es importante para cuidar la salud de los productores.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − nueve =