Passalacqua inauguró el Hospital Nivel I de Campo Grande, y se vivió como una fiesta

Este viernes Campo Grande se vistió de fiesta para inaugurar el Hospital de Nivel I, una obra que iba a realizar el gobierno nacional pero terminó concretando la Provincia con recursos propios, y que representa la solución a una gran necesidad, no sólo para la localidad, sino para toda la región, y esto fue puesto en valor tanto por el gobernador Hugo Passalacqua, quien presidió el acto inaugural, como por el intendente anfitrión, Carlos Sartori.

“No se puede disfrutar, estudiar, trabajar, jugar, no se puede amar si no se tiene salud”, enfatizó el mandatario misionero durante el acto, y explico que cerca de 60 personas, entre médicos, enfermeras, laboratoristas, especialistas, y demás personal van a trabajar en el nosocomio que cuenta con 19 camas para internación, sala de ecografía, farmacia, y muchos otros espacios específicos, “con lo que ahora los campograndenses van a vivir mejor”, resaltó.

“Quiero agradecer a Sartori, porque es un intendente que siempre se preocupó por hacer cosas para su pueblo”, indicó el gobernador, y agregó que “en un momento de crisis y dificultad es donde sale la garra, la imaginación y coraje del misionero, el misionerismo, administrando recursos de manera transparente y destinándolos a atender dos pilares fundamentales como la educación y la salud”.

Durante el acto, el intendente sostuvo que “es una alegría enorme, porque realmente necesitábamos un hospital de este nivel de complejidad, y la alegría es aún mayor porque la empresa que se hizo cargo de la obra accedió a nuestro pedido de ocupar trabajadores de nuestra localidad”.

“Un pueblo sano es un pueblo que crece y se desarrolla”, destacó Sartori, y puso en valor que “es el primer hospital de Misiones que está conectado por medio de la Red de Fibra Óptica Provincial, a través de Marandu Comunicaciones, con los SAMIC de Oberá y Eldorado, así como el Hospital Madariaga de Posadas, lo que permite seguir la evolución de un paciente y acceder a la Historia Clínica Única Digital”.

Del acto inaugural participaron también el vicegobernador, Oscar Herrera Ahuad, los ministros de Salud Pública, Walter Villalba, y de Gobierno, Marcelo Pérez; el titular de Marandu Comunicaciones, Marcelo Rodríguez, el presidente del IPS, Carlos Arce, los diputados provinciales Martín Cesino, Oscar Alarcón y Silvana Giménez; entre otras autoridades provinciales, municipales y de localidades vecinas.

“Vemos un gobierno nacional que suprime ministerios y los baja a rango de secretarías, como contracara en Misiones y Campo Grande inauguramos un hospital, esto se logró porque tenemos un gobierno misionerista con identidad, que cuida a los misioneros”, reflexionó Sartori.

“Los campograndenses hemos logrado en nuestra comunidad grandes obras como el Centro Cultural Misionero y Guaraní, la ruta provincial 8, la Comisaría local, las cinco instituciones educativas que ya se inauguraron y se encuentran funcionando, nuestro flamante centro cívico, las obras avanzadas de la Escuela de Nivel Inicial, el BOP 63 y la Sol Naciente”, enumeró el intendente parte de los logros de su gestión.

Una historia que emociona

 

Jorge “Titín” Sartori fue intendente de Campo Grande, hace más de cuatro décadas que ejerce la medicina, y a mediados de la década del 70 participó de la inauguración del primer nosocomio que tuvo Campo Grande.

Este viernes, 42 años después, parado sobre la calle República Argentina, junto a decenas de familias campograndenses, miraba con gran emoción como su hijo –Carlos Sartori-, ejerciendo su segundo periodo como jefe comunal de la localidad, inauguraba al lado de Passalacqua y Herrera Ahuad –entre otras figuras destacadas-, el Hospital Nivel I, un gran anhelo y, por sobre todo, una enorme solución en salud para toda la comunidad.

“Es un inmenso placer poder estar en esta inauguración, con la satisfacción de que sea mi hijo quien lo haga como intendente”, señaló Titín, hombre reconocido y querido por su comunidad, “esta obra es una sentida necesidad, dado que tenemos el hospital de mayor complejidad en Oberá, a unos 40 kilómetros, esto permite que la persona afectada no tenga que viajar hasta allá, además con la actual edificación y las ampliaciones se van a poder brindar muchos otros servicios más”.

Efectores de Nación pasaron a la Provincia

Pero el Hospital no fue lo único que atrapó la atención en la jornada, dado que el gobernador también recalcó que “mientras la Nación se retiró casi del mundo de la salud –lo digo con tristeza- hay 161 efectores de salud de los cuales el gobierno nacional no se hace más cargo, y son vitales para los misioneros, para todos nosotros, sin embargo, pese a que somos un gobierno sencillo y modesto, tenemos gran sensibilidad y sentido de dónde debe ir el recurso público, incorporamos al Estado provincial a esos efectores, que no sólo pudieron sostener así sus fuentes de trabajo, sino que además repercute directamente en servicios para todos los misioneros”.

Por último, Passalacqua sostuvo que “hay sólo tres provincias que pagan los haberes el último día hábil del mes, y Misiones es una de ellas, esto muestra a las claras los resultados de un gobierno que sabe administrar, lo hace con responsabilidad y sin tomar deuda”.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 11 =