Informe de CAME: los consumidores pagaron 5,26 veces más de lo que percibe el productor en la chacra

La manzana y la naranja fueron los productos de mayores brechas. El pollo y el huevo, los de menos. En comparación con noviembre la brecha de precios entre origen y destino se mantuvo sin cambios. La participación del productor en el precio fue de 22,7%.

• La brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los productos agropecuarios se mantuvo sin cambios en diciembre frente a noviembre. En promedio, los consumidores pagaron 5,26 veces más de lo que cobró el productor por sus productos en el campo.

• Si bien el valor promedio se mantuvo estable, hubo movimientos en las brechas de varios productos. Un caso fue la manzana roja, que casi duplicó su brecha al subir de 8,1 veces en noviembre a 16 veces en diciembre. En el otro extremo, el pimiento rojo la redujo a casi la mitad, pasando de 8,6 veces en noviembre a 4,5 veces en diciembre.

• Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de la CAME en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y precios de origen de las principales zonas productoras que releva un equipo de 35 encuestadores.

• En diciembre, el IPOD agrícola se mantuvo en 5,66 veces, el mismo valor de noviembre, aunque 13,2% mayor a diciembre de 2017.

• El IPOD ganadero, en tanto, subió 1,1%, ubicándose en 3,63 veces, 2,9% por debajo de diciembre de 2017.

• La participación del productor en el precio final subió levemente a 22,7% promedio, desde 22% del mes anterior.

Índice de Precios en Origen y Destino de Productos Agropecuarios (IPOD)


Fuente CAME

 

Mayores y menores brechas

• Los productos con mayores brechas en diciembre fueron: la manzana, donde el precio se multiplicó por 16 veces desde que salió del campo, la naranja 11,9 veces, la pera 7,6 veces, y la mandarina, el limón, y el arroz en torno a las 6,1 veces cada uno de los tres.

• En el caso de la manzana roja, el fuerte aumento en la brecha del mes se debe a la caída de 43,2% en los precios de origen junto con un incremento de 11,9% en los precios de destino. La caída en origen, según los productores, responde a la falta de manzanas para comercializar. Las que quedan son de baja calidad. Incide, también, que esta parte de la cosecha fue vendida a principio del año pasado con un dólar a $ 18. En el precio de destino el aumento se debe a la escasez del producto, básicamente, y a los mayores costos de comercialización.

 

BRECHA IPOD: diferencia entre el precio de origen y el precio de destino
Diciembre de 2018


Fuente: Área de Economías Regionales de CAME

 

• Los productos con menores brechas, en tanto, fueron: el huevo, la carne de pollo, y la acelga, todos con brechas menores a 3 veces. El tomate de ensalada también se mantuvo con una brecha estable de 3,1 veces.

• En general, son todos productos donde las brechas se mantienen estables a lo largo del año, porque hay oferta constante, organizada y facilidad de reemplazo de productos de una zona por otra cuando las inclemencias del tiempo u otros factores inciden en sus cantidades.

 

Subas en las brechas

En diciembre, de los 25 productos relevados hubo 12 con aumentos en sus brechas y 13 con caídas. Los productos donde más subieron las brechas fueron la manzana, el repollo, la carne de cerdo, la pera, la frutilla y el arroz.

En el repollo la brecha subió 36,6% en el mes. Se explica por la baja de 31,5% en los precios percibidos por los productores, cuando los precios pagados por los consumidores sólo mermaron 6%. La variación en origen está dada principalmente por la caída del 49,3% del precio al productor en la provincia de Santa Fe, mientras que en la provincia de Buenos Aires la caída fue de sólo 6,4%. En ambos casos es una cuestión estacional: hay más producción y más oferta, lo que lleva a una baja en los precios. De todos modos, los precios a esos niveles no estarían siendo competitivos para el sector, por lo que se espera que se modifiquen en los próximos meses.

Las variaciones en las brechas de precios

 

Los productos donde más cayó la brecha, además del pimiento rojo, fueron el zapallito, la berenjena, la lechuga, la calabaza y la naranja.

En el pimiento rojo la brecha bajó a 4,55 veces a partir de la suba de 53% en el precio que percibe el productor y el descenso en los precios promedio que pagan los consumidores en el país. En origen, tanto en Salta como en Tucumán, hubo una fuerte suba de los precios pagados a los productores que responde a una mayor demanda del mercado y a que la provincia de Buenos Aires no está comercializando en diciembre. Esta situación empuja los precios de las zonas alternativas.

En el zapallito, donde la brecha bajó 23,2% (de 6,4 veces en noviembre a 4,9 veces en diciembre), la mejora se debe al aumento mensual de 21,7% en los precios al productor mientras que en góndola el valor cayó 6,7%. Según los productores consultados esto se debe a una mayor demanda por la época, lo que conjugado con una producción que no crece, eleva los precios a los que se comercializa. En general, durante todo 2018 el zapallito tuvo un comportamiento fluctuante en sus precios, que responde a cuestiones climáticas, al aumento de costos y a la falta de infraestructura por parte de los productores que no pueden conservar sus productos. Esta situación los lleva a vender ni bien cosechan, lo que explica el comportamiento oscilante de muchos productos hortícolas.

 

Participación del productor

A pesar de la estabilidad de la brecha, la participación promedio del productor en el precio final del producto subió 3,2%, de 22% en noviembre a 22,7% en diciembre. Igual, la participación sigue siendo muy baja para el promedio de los bienes. Efectivamente, sólo hay 4 productos donde la participación del productor en el precio final es mayor al 30%.

Participación del productor en el precio final

 

Los productos con menor participación del productor en el precio durante diciembre fueron: la manzana, donde el productor apenas recibió el 6,3% del precio final, la naranja con el 8,4%, la pera con 13,1%, y la mandarina, el limón y el arroz con el 16,3% cada uno.

En productos como el huevo el productor se llevó el 40,5% del precio que pagó el consumidor en diciembre, en la carne de pollo el 38,5% y la acelga el 35,9%.

Productos con mayor y menor participación del productor en el precio final
Diciembre 2018

 

El IPOD es un indicador elaborado por CAME para medir las distorsiones que suelen multiplicar por varias veces el precio de origen de muchos productos agropecuarios en el recorrido desde que salen del campo y hasta que llegan al consumidor. Esas distorsiones son muy dispares según producto, región, tipo de comercio y época del año.

En general, las diferencias están determinadas por un conjunto de comportamientos, algunos especulativos, de diferentes actores del mercado. Básicamente, de las grandes cadenas de supermercados que se abusan de su posición dominante en el mercado. Otros son factores comunes como la estacionalidad, que afecta a determinados productos en algunas épocas del año, o los costos de almacenamiento y transporte.

 

Metodología del IPOD

El Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) comenzó a realizarse en agosto de 2015 como una herramienta para conocer las diferencias en el precio que se pagan por algunos productos alimenticios en el campo y en el mercado de consumo.

El relevamiento para elaborar el IPOD de diciembre se realizó en la segunda quincena del mes con una cobertura geográfica nacional.

Para obtener los precios de destino se relevaron más de 500 precios de cada producto en la Ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, Corrientes, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Mendoza, Salta, San Juan y Santa Cruz. El relevamiento se complementó además con un monitoreo diario de los precios online de las principales cadenas de hipermercados.

Para obtener los precios de origen se consultó telefónicamente a 10 productores de cada alimento localizados en las principales zonas productoras de cada uno de esos productos.

A través del IPOD se busca conocer la variación en el nivel de precios en dos momentos de la etapa de comercialización de un producto alimenticio. Estas etapas son:
– Precio de origen: precio que se le paga al productor.
– Precio de destino: precio del producto en góndola.

Así, la diferencia de precio origen-destino indica la cantidad de veces que aumenta el precio del producto al comercializarse en góndola.

 

Fuente: Informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + veinte =