Finaliza Campaña de Prevención del Cáncer de Piel 2020

Termina noviembre, el mes dedicado en Misiones a la prevención del cáncer de piel. En esta provincia hermosa, con sol todo el año, las precauciones son válidas siempre.

Y con el inicio del verano se intensifican los cuidados para evitar el daño solar que es acumulativo.

Es bueno disfrutar del sol, el aire libre, permanecer más tiempo afuera del hogar, pero con la prevención necesaria para que en la piel no se produzca manchas, arrugas o cáncer.

¿Cómo prevenirse? usando un sombrero, una sombrilla, anteojos de sol, ropa adecuada. La dermatóloga Dra. Gabriela González Campos amplía las recomendaciones, especialmente para quienes permanecen más expuestos por sus tareas. «La vestimenta tiene que ser de un color oscuro, no claro, para protegernos mejor y de una trama gruesa, con manga larga; subir el cuello para que nos cubra la nuca. Si estoy caminando al aire libre, correrme para el lado de la sombra. De esta manera el sol no se va a ir acumulando en nuestra piel. Es importante la sombra natural, la sombra artificial y también el uso de protectores solares».

En cuanto a las cremas solares, la médica explica: » los protectores solares son estas cremas que tienen un número que nos indica la cantidad de veces que podemos estar expuestos al sol antes de que la piel se nos ponga roja. Tenemos que buscar protectores que digan 50, de 50 para arriba, deben decir protección UVB y UVA, que son las dos radiaciones solares que lastiman nuestra piel. Es importante la cantidad que me pongo: dos dedos para la cara y más o menos de seis a nueve cucharaditas para todo el cuerpo». Las revisiones periódicas de la piel sirven para atender cualquier mancha nueva que aparece. Por ejemplo si es una manchita rosadita, áspera, que pica. Sobre todo si se encuentra en las zonas de mayor exposición al sol como la cara, el escote, los brazos, el cuero cabelludo. También puede ser un bulto pequeño una como una perlita brillosa, nacarada, con venitas. O una herida que sangra y no cicatriza, que demora más de un mes. Otro signo es un lunar que pica o cambia de color. Si no hay un médico dermatólogo cerca, se pide consultar al médico más cercano que va a saber orientar.

«No te dejes estar. Tenés que revisar tu piel, conocerla. Si encontrás algo diferente, consultar. Este año nos tenemos que cuidar entre todos, a tu papá y tu mamá, a tu hijo, a tu hermano, cualquiera puede tener lesiones. Hay que incentivar a la consulta, no hay que dejarse estar. El cáncer de piel nos respeta las pandemias», finaliza la Dra. González Campos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − tres =