Cooperativas y organizaciones sociales se agrupan en un nuevo espacio

La experiencia desde la unidad, solidaridad y organización, conjugaron a las cooperativas y organizaciones en un nuevo espacio que denominaron movimiento social y cooperativo de misiones.

Los integrantes del movimiento, manifestaron que “Definidos por la cooperación de los que integran este movimiento, construyendo desde ahora la post-pandemia, planteándose ser protagonistas de los nuevos tiempos destacando que el trabajo y la producción son los estandartes para salir de esta situación”.

El objetivo del movimiento es promover y ejecutar proyectos, muchos de los cuales ya fueron planteados hace tiempo en algunos sectores, esperando poder ponerlos en cauce para su concreción. Resolviendo la temática del Trabajo y la Producción con la propuesta de realizar una gestión asociada, entre las organizaciones, cooperativas y el Estado, para lograr el financiamiento de proyectos por parte de Programas Nacionales, Provinciales y Municipales.

Abordando los proyectos con la mayor integralidad posible, junto a beneficiarios y ejecutores, incluyendo las temáticas culturales, sociales, ambientales, de género y de equidad territorial. Acompañando así, las acciones, contemplando la necesidad de capacitación, formación y regularización de las organizaciones y de sus integrantes en temas contables, técnicos, legales y organizativos.

Por otra parte, muchos de los que hoy forman parte del movimiento fueron capaces de urbanizar y regularizar barrios, construir miles de viviendas, obras de saneamiento e infraestructura básica, redes de producción alimentaria y su distribución, talleres industriales, plantas de premoldeados, entre otros;  incluyendo así a miles de misioneros al mundo laboral, capacitándose en diferentes oficios, pero por sobre todo con gran inclusión social y de género, mejorando la calidad de vida de muchos.

Esta red se conforma con referentes, dirigentes sociales y cooperativas que tienen conexiones nacionales, provinciales y territoriales, pero además poseen respaldo de organizaciones nacionales. Entre ellas se encuentran representantes de la mesa del FTVMisiones (Federación de Tierras, Vivienda y Hábitat), el partido Frente Grande Misiones; la  UMISCOOP (Unión Misionera de Cooperativas); y completan 38 cooperativas, y 16 organizaciones entre asociaciones, fundaciones, agrupaciones que se sumaron a esta iniciativa.

Por último, la tradición del cooperativismo y el trabajo de los sectores sociales fueron los impulsores y potenciadores de este movimiento, pero a su vez resaltan las dificultades en el ámbito laboral, que se agudizó en los últimos años. “No queremos gestionar y administrar la pobreza, somos generadores de fuentes de trabajo” indicaron los integrantes del movimiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × uno =