TC: el millón quedó para Ford

La largada tuvo como actor principal a Lambiris, el del Ford Sur-Cam, quien se defendió con eficacia de los ataques de Canapino para afianzarse en el liderazgo de la carrera. Nicolás Bonelli, el entrerriano que maneja el Ford número 98, le pudo arrebatar a Matías Rossi, en ese primer giro, el quinto escalón de la prueba.

El ritmo de los dos pilotos de adelante fue sorprendente y muy veloz como para sacarle tres segundos de ventaja a Esteban Gini, su inmediato perseguidor, en apenas ocho vueltas.

En el décimo giro, Canapino, el actual campeón, exprimió el potencial de su Chevrolet en el ingreso a la recta principal, superó la línea de Lambiris, pero el uruguayo reaccionó rápido y llego primero a la chicana para mantenerse primero.

Esa batalla tuvo, enseguida, un respiro porque ingresó el auto de seguridad por el abandono de Leonel Pernía, con el Torino del Hamilton Ljr Racing.

En el relanzamiento los dos primeros puestos no se modificaron, pero quien sí pudo avanzar fue Juan Pablo Gianini, el nacido en Salto, quien dio cuenta de Esteban Gini para transformarse en el nuevo tercero.

A falta de ocho vueltas para el final, cuando Gianini se había incorporado al pelotón de punta, debió ingresar un nuevo auto de seguridad por el abandono de Gini (rotura de motor), quien dejó su Chevy en un sector riesgoso del curvón. Jonatan Castellano, el líder del campeonato, había largado décimo primero y, hasta ese momento, ya marchaba séptimo asegurándose la cima de la certamen.

Sobre el desenlace de la carrera, Santero, con la Dodge del Coiro Dole Racing, pasó a Ortelli y Rossi para cruzar la bandera a cuadros en la novena colocación, detrás de Pezzucchi.

Canapino, el campeón, era consciente de que le quedaba un solo intento más para ganar la carrera y fue por la hazaña. En la última vuelta llegó a la primera chicana por delante de Lambiris, pero no llegó a doblar de la manera reglamentaria y debió cederle la posición a Mauricio que, en toda la carrera, se defendió de manera excepcional.

El nacido en Montevideo debió esperar 53 carreras para alcanzar su primer triunfo en La Máxima. Además, ganó el millón de pesos que fue entregado por Nicole Neumann y se aseguró una victoria que le permite pelear firmemente por el campeonato, en la previa a los 1000 kilómetros de Buenos Aires.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − uno =