Posadas: por una falla en la tapa de una botella, Coca Cola recompensa a un consumidor

Un consumidor de Posadas (Misiones), fue recompensado por la firma Coca Cola, tras constatar que un botella de 500 centímetros cúbicos presentaba una falla física por la cual no se podía abrir la tapa a rosca, ante este inconveniente, se comunicó con la compañía utilizando la red social Twitter, le envió un mensaje privado y a partir de ahí se inició una gestión que como resultado tuvo una recompensa de dos packs de 12 botellas cada uno de 600 cc..

La historia comenzó el patio de comidas del Hipermercado Libertad, donde la persona afectada adquirió un combo de sándwich más gaseosa en la reconocida franquicia Subway, tras retirarse del local comercial, al momento de querer abrir la botella que era de Coca Cola, se encuentra con que la tapa presentaba un desperfecto físico que no permitía ser abierta, por lo que al llegar a su domicilio decidió realizar el reclamo ante la compañía.

“Al principio estaba indignado… con el calor que hacía ese día, pleno diciembre en Misiones, yo quería tomar mi Coca, por lo que estaba por hacer una foto y subir a las redes sociales, pero después pensé que realmente lo correcto sería hacer el reclamo a la empresa, y en todo caso si no me daban una respuesta, ahí sí tomar otro tipo de acción, pero la verdad que desde un primer momento se preocuparon no sólo por resolver la situación, sino que además quedara satisfecho con la atención recibida”, señaló el consumidor que prefirió mantener su identidad en reserva.

“Se comunicaron desde la compañía y me dijeron que el distribuidor de Posadas se iba a poner en contacto conmigo para retirar la botella dañada y reponerme el producto, si bien la verdad es que el representante a nivel local demoró en acercarse, me volvieron a llamar desde la Regional, se disculparon y en menos de 24 posteriores ya me habían visitado, pedido disculpas de manera personal y recompensando no sólo dejándome la botella de recambio, sino que me dieron dos packs del mismo producto, es decir 24 botellas de 600 centímetros cúbicos”, relató.

Una simple historia que demuestra la importancia de aprender a canalizar los reclamos por las vías correspondientes en una sociedad en la que, por lo general, se acostumbra más a protestar y reaccionar en las redes sociales, que a utilizar los canales de comunicación destinados para la atención a clientes o usuarios, o bien los mecanismos de defensa del consumidor.

Reclamar de manera adecuada, tiene su recompensa.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 6 =