Fenómenos meteorológicos sorprendieron en el cielo misionero

Esta semana dos fenómenos meteorológicos sorprendieron en el cielo misionero, localidades pudieron apreciarse extrañas figuras para generando una gran incógnita… ¿qué son y a qué se deben?

La figura en el cielo y que se aprecia en las imágenes se denomina halo, antelia o aro iris, es un efecto óptico en forma de disco alrededor del Sol o la Luna y que presenta un anillo iridiscente en su circunferencia exterior.

Usualmente se ve en lugares fríos, aunque también puede ocurrir en cualquier lado, si se dan las condiciones atmosféricas adecuadas, como por ejemplo fuera de las áreas polares, en zonas donde se estén desarrollando tormentas o haya mal tiempo, o en zonas templadas cuando el aire atmosférico posea ligeras nubes cristalizadas por el frío (casi siempre nubes del tipo cirrus).

El halo está causado por partículas de hielo en suspensión en la tropósfera que refractan la luz generando un espectro de colores alrededor de la Luna o el Sol.

El anillo del halo suele ser iridiscente con el color rojo en el lado interior del anillo y el verde y el azul claro en la parte externa, también pueden parecer un arcoíris completo.

Dentro del halo el cielo parece más oscuro que fuera de el.

Los halos son anillos de color blanco o de una tonalidad pálida que se forman en la atmósfera terrestre (y presumiblemente en otros planetas dotados de una atmósfera), alrededor de las imágenes luminosas del Sol o de la Luna (o de cualquier otro astro o satélite).

 San Vicente, gentileza grupo Alerta Misiones

 Jardín América, gentileza grupo Alerta Misiones

Un arco circunhorizontal (esto es, horizontal a la superficie terrestre), o arco iris de fuego es un fenómeno óptico atmosférico en forma de halo similar a un arco iris, pero se diferencia en que es más corto, de mayor espesor y no es causado por la refracción de luz en gotas de agua, sino a través de cristales de hielo en nubes cirrus.

Ocurre solo cuando el sol está alto en el cielo, por lo menos 58° sobre el horizonte, y solo puede ocurrir en presencia de nubes cirrus. Por esto no puede ser observado en latitudes superiores a 55°, excepto ocasionalmente desde montañas.

El fenómeno es bastante raro porque los cristales de hielo deben estar alineados horizontalmente para refractar el alto Sol.

El arco es formado a medida que los rayos de luz entran en los cristales hexagonales planos orientados horizontalmente a través de una cara de lado vertical, y salen por la cara inferior. Es la inclinación de 90° la que produce los colores, y si la alineación de los cristales es correcta, hace que la nube cirrus completa brille como una llama arco iris.

 Aristóbulo del Valle, gentileza grupo Alerta Misiones

 

 Campo Grande, gentileza Omar H. Greyak

 

Fuente: grupo Alerta Misiones

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − ocho =