Empresarios Pymes del NEA afirman que “la crisis atenta contra la existencia misma del sector”

Entidades empresarias de Nordeste Argentino (NEA) expresaron  el profundo cuadro de crisis que transversalmente afecta al sector PYMES.

En un documento conjunto, entre cuyos firmantes está  la Confederación Económica de Misiones (CEM), manifiestan:

Que el actual estado de situación de la actividad económica, enmarcada en un proceso de agravamiento paulatino de recesión sin horizonte de recuperación, ha llevado al sector PYMES a un cuadro de crisis que atenta en su gran mayoría contra la existencia misma del sector.

Insistimos en conceptos ya vertidos públicamente y en conocimiento de los gobiernos provinciales, legisladores nacionales y provinciales y ante el responsable nacional de la AFIP, que este proceso está destruyendo el sector, reduciendo empleo y lo que es peor, incrementando la actividad informal, donde no se interviene. Los organismos de recaudación siguen presionando con las mismas herramientas pescando en una pecera cada vez más reducida.

Los planes de pago y procedimientos de la AFIP, las tasas del sistema financiero, el costo de los servicios, entre otros, en un contexto de pérdida de rentabilidad hacen inviable cualquier actividad o emprendimiento.

A este estado excepcional de la economía que ya acumula un largo proceso recesivo, sin visualizar su salida, nos llevaron a decisiones de un Estado que no actuó a tiempo sobre las verdaderas causas que nuevamente resultaron en esta situación.

Por todo lo expuesto y considerando que de las gestiones realizadas no surgieron medidas que atiendan el contexto excepcional que vive el empresario PYME, que lo único que pretende es un puente temporal hasta la tan ansiada recuperación económica, solicitamos:

  • De nuestros legisladores nacionales, un régimen fiscal excepcional que elimine las tasas de interés de actualización de deudas por impuestos y de la seguridad social, en trámite administrativo o gestión judicial, elimine las multas y costos de honorarios de abogados de la AFIP.
  • Este régimen debe contemplar un plazo razonable para comenzar su amortización. Además, prohibir el embargo de cuentas corrientes de la PYMES por el período que dure la crisis.De la autoridad monetaria, se disponga en forma urgente, una asistencia financiera al sector PYMES para capital de trabajo a tasas subsidiadas, tanto de la banca pública como privada.

El empresariado PYME se encuentra totalmente dependiente en su ecuación económica de decisiones exógenas que afectan su actividad. El Estado decide sobre incremento de tarifas, combustibles, devaluación, costo financiero, niveles de consumo, normas burocráticas cada vez más complejas, la mayor presión fiscal de la historia, costo del régimen laboral, entre otras variables y que, amen de todos los esfuerzos que hacen las PYMES todos los días, los organismos tributarios nacionales, provinciales y municipales, salvo jurisdicciones excepcionales, las recargan con requisitos burocráticos que incrementan aun más los costos.

Es nuestra preocupación mantener el mejor nivel de actividad preservando fuentes de trabajo genuinas. Esto solo se logrará si se establecen a la brevedad posible las medidas excepcionales solicitadas. De lo contrario este proceso agónico que transitan las PYMES se profundizará.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 3 =