Día del Recolector: “todos debemos colaborar para mantener limpia la ciudad”

Los recolectores de residuos, junto con los barrenderos, cumplen una tarea social fundamental, dado que su labor no sólo permite tener una ciudad más limpia, sino que además evita la contaminación y proliferación de enfermedades.

El concejal posadeño Manuel Sánchez, impulsó entre otras ordenanzas, las que promueven la educación sobre la gestión de los residuos sólidos urbanos en las escuelas, así como fomentar estrategias de reciclado, reutilización y reducción de la generación de residuos.

Sánchez resaltó la importancia y puso en valor el trabajo de los recolectores de residuos, “es importante que como comunidad podamos ver y entender el sacrificio que realizan los trabajadores que a diario recolectan los residuos sólidos urbanos de nuestra ciudad”.

“Como vecinos, nosotros también somos parte necesaria y responsable de colaborar en esta tarea, por eso tomemos hoy como día para generar conciencia, hagamos los deberes, para que así la labor de los recolectores también sea más sencilla, en mejora de las condiciones y calidad de vida de todos”, recalcó el edil quien hasta 2015 se había desempeñado como secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad de Posadas.

“El gran desafío es que cada uno de nosotros, cada vecino junto a su familia, asuma el compromiso de ayudar a mantener limpia la ciudad, es un ejercicio diario, que una vez incorporado redundará en beneficio de todos”, enfatizó.

En ese sentido, Sánchez brindó una serie de tips o recomendaciones para colaborar en esta tarea:

  • En lo posible, sacar la bolsa de residuos minutos antes de que pase el recolector, de esta forma evitaremos la acumulación previa, que las mascotas sueltas rompan las bolsas y desparramen su contenido, que los residuos vayan a parar a desagües y canaletas, provocando después que el agua no corra ante días de lluvia, entre otros aspectos negativos.
  • En caso de contar con contenedores, mantenerlos tapados y NO arrojar en su interior residuos verdes (restos de podas), escombros ni otros elementos que NO correspondan a los residuos domiciliarios, dado que estos receptáculos no son aptos para otro tipo de residuos, y se producen daños tanto en los contenedores como así también en el sistema hidráulico de los camiones.
  • En caso de vecinos en zonas no contenerizadas, y debiendo dejar a la intemperie las bolsas de residuos, rociarla con agua con lavandina, esto hace que las mascotas sueltas no se acerquen a la bolsa, evitando así que la rompan y desparramen su contenido.
  • Las bolsas de residuos siempre deben estar bien cerradas y atadas.
  • Evitar colocar elementos que puedan lastimar al personal de recolección (vidrios u objetos cortantes).
  • No arrojar en la bolsa ni en los contenedores pilas, baterías ni residuos electrónicos. Llevarlos a lugares donde cuentan con depósitos apropiadas, así podrán tener además un tratamiento adecuado.

“La función del Recolector de Residuos es imprescindible para lograr una ciudad limpia y saludable, pero para ello también es fundamental la colaboración de todos, así, además de poner en valor su trabajo y dignificarlo, también estaremos siendo responsables con nuestro gran hogar”, concluyó Sánchez.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 1 =