Bárbaro: según el INYM, un mecánico puede definir el precio de la yerba mate

El Bloque de diputados provinciales del Partido Agrario y Social (PAyS), requirió al Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), que modifique su Estatuto para “asegurar la representatividad real de los directores que integran la mesa de conducción en representación del sector productivo”, pero la respuesta del organismo regulador de la actividad yerbatera fue calificada como “inaceptable y ridícula”, por el legislador Héctor “Cacho” Bárbaro, referente de este espacio político.

Es que, de acuerdo a lo expresado desde el PAyS, la respuesta por parte del INYM fue que “las asociaciones que se inscriban como representantes de los productores yerbateros, y que eventualmente integran el Directorio de acuerdo al artículo 6º de la Ley 25564, no necesariamente deben nuclear a productores yerbateros”, lo que para el diputado Bárbaro “es un contrasentido que facilita el fraude en la representación”.

De esta manera, según advirtió el legislador agrario “el Instituto yerbatero no controla que todos los socios de las entidades sean efectivamente del sector, por lo que podrían existir asociaciones que en la actualidad estén integradas por mecánicos, médicos, comerciantes, etc., que nada tienen que ver con la producción yerbatera, pero que terminan definiendo las políticas públicas del sector, y en especial, el precio de la yerba mate”.

Por este motivo, señaló que “cada acuerdo alcanzado en este seno, luego es rechazado y hasta repudiado por los productores reales que desconocen la representación de los directores, lo que a la vez aumenta la conflictividad”.

Propuesta coherente y lógica

Desde el bloque legislativo del PAyS se solicitó formalmente al INYM que modifique el Estatuto mediante resolución del Directorio, para que se verifique que todos los asociados de las entidades representativas del sector productivo, efectivamente estén inscriptos como productores en los registros del organismo. “La propuesta no es alocada, ya que la misma previsión se toma en el sector tabacalero, en el que ninguna persona que no plante tabaco puede integrar las asociaciones legalmente reconocidas por el Ministerio del Agro y el Gobierno Nacional a los fines de definir los destinos del FET -Fondo Especial del Tabaco-“.

También solicitaron que la representación de estas entidades se establezca por cantidad de socios reales de cada asociación, en lugar de la antigüedad de cuatro años, como ocurre en la actualidad.

“Sin embargo, el organismo de Derecho Público no estatal se excusa de estas lógicas sugerencias señalando que sería discriminatorio que se exija que las asociaciones de productores que nucleen, justamente, a productores; pero nosotros nunca pedimos que los socios de las entidades sean exclusivamente y excluyentemente productores yerbateros porque, por lo general, el productor tiene distintas actividades dentro de la chacra, y puede también plantar tabaco, tener huerta, producir y comercializar ganado o dedicarse a la piscicultura. Lo que sí señalamos es que tiene que producir y vender yerba, y estar registrado y blanqueado”, agregó el legislador.

“Mientras existan estas irregularidades en la representación, mientras no se establezcan controles cruzados y se blanquee a todos los productores, incluidos los propietarios y los ocupantes, el INYM seguirá siendo ineficiente y vamos a seguir viendo con sorpresa que algunos representantes del sector productivo sigan votando en contra de los intereses de sus representados”, sostuvo Bárbaro.

 

El FEY, la salida definitiva
Por otra parte, Bárbaro recordó que el Partido Agrario y Social elaboró un proyecto de ley para modificar la norma de creación del Instituto de la Yerba Mate, de manera de establecer un Fondo Especial Yerbatero similar al FET, sustentado por un aumento en el valor del estampillado. Este proyecto fue elevado al Congreso de la Nación; se aprobó su impulso en Misiones tanto por parte de la Legislatura como del Poder Ejecutivo provincial, y hubo compromiso de los legisladores nacionales para defenderlo en Capital Federal, pero nada de esto finalmente ocurrió.

“Los productores siguen atados a la supremacía de Corrientes y sus intereses, y con la ruina del productor viene la ruina del tarefero. El FEY es la solución para que se pague el precio justo y real de la yerba mate y se respete el precio digno del trabajo del tarefero, lo que a la vez va a obligar al blanqueo de toda la cadena productiva; sin embargo, pareciera que el negocio está en que continúen las actuales condiciones para que tanto el tarefero como el productor sigan arrodillados”, concluyó el legislador provincial.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 4 =