Audiencia pública por la readecuación del boleto: usuarios reclamaron por la calidad del servicio y en contra del aumento

Desde las 9 y hasta pasas las 13, se llevó a cabo en el Centro de Convenciones del Parque del Conocimiento de Posadas la audiencia pública por la readecuación del precio del boleto del Transporte Integrado Misionero (TIM), superando las 500 personas presentes y más de 50 oradores que realmente hicieron uso de la palabra.

En la oportunidad, los usuarios se expresaron en contra del aumento, más aún sobre la cifra propuesta por Empresarios Unidos del Transporte Automotor (EUTA), que sería de una tarifa que ronde los 40 pesos (poniendo la vara más alta para lograr un punto intermedio).

Cabe recordar que como parte del ajuste para poder pagar los intereses de la deuda contraída con el FMI, el gobierno nacional determinó quitar el subsidio al transporte público de pasajeros, pese a que dentro de los argumentos por los que el Estado se queda con el 41% del valor de la nafta y el 37% sobre el gasoil, figura justamente el fondo para compensar las tarifas del servicio de transporte público, entre otros.

Esta responsabilidad la delegó en las provincias y los municipios, que no tienen los mismos márgenes de recaudación que el Estado nacional, y pese al reciente compromiso de generar un fideicomiso que permita asistir a las jurisdicciones en este proceso, el camino se hace cuesta arriba para los gobiernos provinciales que cada vez deben asumir más costos –que delega el Ejecutivo Nacional-, pero sin la distribución de los fondos (que se los sigue quedando la Nación, a cuenta de la multimillonaria deuda contraída con el Fondo Monetario Internacional).

Este contexto, es el que hace que nuevamente –pese a que hace dos meses atrás había sido el último incremento que llevó el valor del boleto de 12 a 15 pesos con el SUBE Misionero, y de 13 pesos a 21 sin la tarjeta-, se deba discutir la tarifa, poniendo en conocimiento y participación a los usuarios posadeños.

De esta forma se estima que el valor del boleto podría rondar cerca de 20 pesos con SUBE y 25 pesos sin la tarjeta.

 

La Audiencia fue presidida por el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Posadas, Fabián Florentín, y seguida de cerca por el presidente de la Comisión de Transporte del Concejo Deliberante de Posadas, Miguel Acuña, así como por los concejales renovadores Andrés Mutinelli, Anahí Repetto, Natalia Giménez y Manuel Sánchez, quedándose este último hasta el final de la audiencia en representación de los ediles que conforman el Bloque del Frente Renovador, el cual preside.

 

Durante la audiencia, y tras escuchar la ponencia técnica fundamentando la postura de las empresas por parte del representante de EUTA, Facundo Zárate, como es habitual fue el turno del defensor del Pueblo de Posadas, Alberto Penayo, quien además de insistir en que las empresas “deben cumplir con las condiciones y calidad del servicio”, también propuso que “es necesario modificar el sistema, y en vez de haber una tarifa única, se debe cobrar un boleto por tramos, para que quien hace viajes cortos no abone lo mismo que el que debe trasladarse mayores distancias”.

Posteriormente se abrió el micrófono para cada uno de los casi 270 usuarios inscriptos, de los cuales sólo unos 50 hicieron uso real de la palabra, pero todos coincidiendo en oponerse al aumento, a la vez que cuestionaron la calidad del servicio, el incumplimiento con las frecuencias, la falta de instalación de los refugios tal como se había exigido incluso desde el Municipio, mayor y mejor señalización tanto de las paradas como de los recorridos de las líneas.

 

Duras críticas a concejales posadeños

Del mismo modo que en varias oportunidades los usuarios que hablaron agradecieron la presencia de los ediles que participaron de la audiencia, no escatimaron en críticas y en cuestionar duramente a los ediles de Cambiemos que no se hicieron presente.

“Ellos también asumieron en el Concejo por medio del voto de la gente, y ahora que la gente, que los posadeños los necesitamos no están, (Martín) Arjol había dicho varias veces que se oponía a la quita de subsidios de la Nación, pero ahora no está acá para dar explicaciones”, fueron parte de los planteos.

En el mismo tono se pronunciaron contra el resto de los ediles del bloque oficialista a nivel nacional, “necesitamos que vengan, que nos den respuestas, pero están todos de vacaciones, porque mientras a nosotros no nos alcanza la plata para pagar el boleto, a ellos les sobra”, fue una de las frases más trilladas durante las exposiciones por parte de distintos usuarios, referentes barriales y de movimientos sociales que participaron de la audiencia.

También fueron duros los cruces contra el representante de la EUTA, dado que como suele suceder en cada audiencia pública, le recriminan que nunca se queda a escuchar las voces de los usuarios.

Tampoco faltaron las posiciones extremas que hasta pidieron la “expropiación de la empresa, para que se haga cargo el propio Estado o bien se forme una cooperativa con los trabajadores”.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =