En Apóstoles, productor alterna su tiempo entre la venta de revistas y la chacra

Ante la demanda de alimentos frescos provenientes de nuestra tierra, el Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI) facilitó la búsqueda –tanto de productores como consumidores- de una vida más saludable y que lo producido en las chacras llegue a la mesa de las familias de los centros urbanos. Basta con recorrer el Mercado Concentrador de Posadas para acceder a panificados, pastas, frutas, verduras, carnes, quesos, aves y hasta artesanías de las distintas regiones de Misiones. Cientos de productos elaborados cuidadosamente llegan hoy a la mesa familiar, beneficiando a los consumidores en precios y calidad.

En Apóstoles, como en otros puntos de la provincia, hay familias que viven de lo que producen en sus unidades productivas y están confiados en ampliar la oferta. Es el caso de Marcelo Doubña, quien combina su jornada laboral en la revisteria -que tiene en la ciudad- con las actividades de producción (sembrar, regar, abonar, limpiar y cosechar) y comercialización de sus productos. Si bien la mayoría de lo que produce lo vende en Apóstoles, entre sus clientes de la revisteria, este año empezó a enviar miel al Mercado Concentrador de Posadas a través de otros productores de Apóstoles.

Diversificada

En su chacra, Marcelo Doubña tiene plantaciones de yerba mate, mandioca y pino, además se dedica a la apicultura y cría de porcinos y aves de corral. El próximo paso que anhela es elaborar abono orgánico y producir tomate y morrón bajo invernáculo, con el objetivo de mejorar la rentabilidad de la chacra. En la actualidad, “esto me aporta ingresos al hogar porque combino con mi trabajo de la revisteria, sumado a que paso el tiempo y me relajo”, afirmó.

Como por la mañana ocupa su tiempo en el comercio, cuenta con la colaboración de una persona que vive en el lote y se encarga de los cuidados que requieren las plantaciones y los animales. “Yo lo acompaño por la tarde, los dos tenemos herramientas y hacemos las tareas del campo. Después, la producción que sale de acá se comercializa en la zona. Tengo una revistería con varios clientes, a quienes visitó con mis productos y les vendo. Nos va bien y de a poco agregamos cosas”, relató. Por el momento, vende miel y mandioca. Aunque su intención es incorporar nuevos cultivos.

Doubña compró la chacra en el 2004, pero recién en 2010 comenzó a ir más seguido al sitio para involucrarse en los quehaceres. “Después de forestar agregue otras plantaciones. Y a la apicultura me dedico desde hace cinco años. Tengo un socio perito apicultor, quien me ayudó a fortalecer y a crear mi marca, Miel Mach. Esta miel la vienen a buscar de diferentes lugares de Misiones, hasta de Buenos Aires”, comentó entusiasmado.

Al igual que otros agricultores, participó de las capacitaciones que brindan el IFAI y otros organismos del estado provincial para optimizar la chacra e incorporar buenas prácticas agrícolas. Durante una visita que realizó a su emprendimiento, el presidente del IFAI, Ricardo Maciel, lo alentó a seguir capacitándose y le ofreció la asistencia técnica que brinda el organismo a los pequeños colonos. De esta manera, el IFAI asiste y colabora con quienes trabajan la tierra para elaborar alimentos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + cuatro =